Gestión Forestal en Euskadi

Inicio > Propietarios Forestales > Gestión Forestal en Euskadi

NUESTRA EVOLUCIÓN FORESTAL

Reconocimiento global de sostenibilidad.

Además de aliviar los efectos del cambio climático y los desastres naturales, nuestras áreas forestales albergan las zonas de mayor biodiversidad, proporcionan materias primas renovables para muchos de nuestros productos y medios de vida para millones de personas.

En la actualidad, el 55% del territorio de Euskadi (393.688 hectáreas) es arbolado, uno de los mayores porcentajes de Europa. Esta favorable situación de superficie arbolada no siempre ha sido así, pues se calcula que hace tan sólo un siglo dicha superficie arbolada no llegaba a la mitad de extensión que en la actualidad. Estas cifras, se han conseguido gracias al trabajo e inversión de nuestros propietarios forestales públicos y privados, como atestiguan numerosos documentos gráficos en los que podemos ver esa evolución.

La recuperación de la superficie arbolada y el importante crecimiento de madera conseguido en las últimas décadas, ha generado un recurso importante para los propietarios forestales, que durante varias generaciones han complementado las rentas producidas en el caserío y en la población rural vasca.

Para más información, acceda al Inventario Forestal de Euskadi.

¿PARA QUÉ CERTIFICAR LA GESTIÓN?

Reconocimiento global de sostenibilidad.

La certificación de gestión forestal sostenible de PEFC le proporciona un reconocimiento independiente de que gestiona sus bosques de acuerdo con los exigentes requisitos ambientales, sociales y económicos, equilibrando: planeta, personas y ganancias.

La certificación PEFC es una iniciativa voluntaria del sector forestal, que se adapta a la estructura de montes de pequeña dimensión como los nuestros a través del nivel regional de certificación que dispone PEFC, respetando las singularidades de cada estado.

El comprador de su madera podrá tener acceso a mercados diferenciados para los productos elaborados con madera certificada, continuando con la certificación de su cadena de custodia. Esta garantía fortalece la imagen de gestión forestal en el conjunto de la sociedad, y con ello, de los potenciales consumidores, de forma que la promoción del uso de productos de la madera será más eficaz.

EN BENEFICIO DE TODOS

Trabajando a largo plazo.

Toda la ciudadanía disfrutamos de los beneficios ofrecidos por los bosques y su gestión. Desde el aire que respiramos hasta el agua que bebemos, espacios para disfrutar de momentos de ocio y tranquilidad, enormes bienes y servicios que los bosques ofrecen y que a menudo damos por sentado.

La certificación PEFC ayuda a garantizar que nuestros bosques estarán disponibles para las generaciones venideras, permitiéndoles continuar brindando sus servicios vitales para nosotros y el planeta.