Planes de Gestión Forestal

¿QUÉ ES UN PLAN DE GESTIÓN FORESTAL?

Plasma la gestión a realizar en cada parcela.

Los Planes de Gestión Forestal incluyen los procedimientos a realizar en cada parcela, para de esta forma plasmar y cumplir las directrices y exigencias de PEFC.

El contenido mínimo de los Planes Técnicos de Gestión Forestal Sostenible (PTGFS) suele estar recogido en las respectivas Normas Forales de Montes o en sucesivos Decretos Forales de aplicación.

Todos los propietarios/gestores de montes que quieran incorporarse a la certificación deben tener realizado y aprobado o visado por la Diputación correspondiente, el plan de gestión de su monte.

¿CÓMO SE REALIZA?

Se utiliza el software GESTFORE.

Se pone a disposición de los redactores de los planes de gestión de cada propiedad (técnicos forestales cualificados) un software denominado GESTFORE.

GESTFORE integra toda la información necesaria a tener en cuenta para la elaboración de los planes de gestión a cada parcela de monte. Por medio de una amplia colección de mapas temáticos integrados por un GIS aporta información geográfica completa para realizar la planificación y tener en cuenta todos los condicionantes necesarios.

PROCESO DE CERTIFICACIÓN

PASO 1

  • REDACTORES

  • Hacen el Plan de Gestión Forestal (PG) con la herramienta GESTFORE.
  • Recaban todos los datos: medio natural, forestal y gestión del monte.

PASO 2

  • PROPIETARIOS

  • Aceptan y firman el PG realizado.
  • Entregan el PG a la Entidad Solicitante y la solicitud para la adhesión a la certificación PEFC.

PASO 3

  • ENTIDAD SOLICITANTE

  • Incorpora el PG en la certificación y gestiona la base de datos EBIS.
  • Solicita la inclusión del PG a la certificadora independiente, que la audita anualmente.

INFORMACIÓN PROPORCIONADA POR GESTFORE

  • Datos sobre la propiedad, catastrales, registrales, infraestructuras viarias, actividad cinegética y ganadera.
  • Medio natural: presencia de hábitats o especies de especial interés ambiental, vegetación, fauna, regeneración, carbono fijado y madera muerta.
  • Datos fisiográficos, clima, hidrografía, estado fitosanitario, planificación, aprovechamientos, inversiones económicas, empleo, seguridad y salud.
  • Información sobre patrimonio cultural, actividades recreativas.