Directrices de PEFC Euskadi

DIRECTRICES DE GESTIÓN FORESTAL

PEFC Euskadi tiene como objetivo primordial consensuar las directrices de gestión forestal y los códigos de buenas prácticas que todas las entidades solicitantes que actúen en Euskadi, deberán hacer cumplir.

  • Propietarios

     

    Directrices de gestión a seguir por los propietarios o gestores.

  • Redactores

     

    Directrices a observar en la realización de Planes de Gestión.

  • Image

    Empresas

     

    Directrices de gestión a seguir por las empresas que realizan trabajos selvícolas y labores forestales.

PRINCIPALES DIRECTRICES DE GESTIÓN FORESTAL APROBADAS POR PEFC EUSKADI

CRITERIO 1

  • RECURSOS FORESTALES Y CICLOS GLOBALES DEL CARBONO

  • Reestablecer la masa forestal en un plazo de 2 años tras una corta.
  • Desarrollo de la masa acorde con la calidad de la estación, los objetivos de la gestión y las directrices regionales forestales.
  • Conseguir masas forestales capaces de fijar a la mayor cantidad posible de carbono.

CRITERIO 2

  • SALUD Y VITALIDAD FORESTALES

  • Avisar de daños fitosanitarios para evitar la transmisión.
  • Desinfectar las herramientas de poda.
  • Aprovechar entresacas para control de escolítidos.
  • No emplear productos químicos ni dosis no autorizadas.
  • Minimizar los daños que se puedan realizar sobre el vuelo y el suelo.
  • Cumplir la normativa y solicitar permiso para el uso del fuego.
  • Guardar facturas de la planta y las etiquetas.

CRITERIO 3

  • FUNCIONES PRODUCTIVAS

  • Conocer y cumplir el plan de gestión establecido para sus montes.
  • Ser eficaz con los costes sin riesgo para la sostenibilidad.
  • Conservar los accesos para que puedan ser transitables.
  • Recoger en los contratos de aprovechamientos la obligación de dejar las pistas existentes en un estado similar al original.
  • En caso de producción de “otros productos forestales”, realizarla de forma sostenible en el tiempo.

CRITERIO 4

  • DIVERSIDAD BIOLÓGICA EN LOS ECOSISTEMAS FORESTALES

  • Dejar en pie los árboles de especies naturales que formen bosquetes.
  • Identificar el material reproductivo forestal.
  • En caso de regeneración natural, buscar que sea a partir de los pies mejor conformados y con mayor adaptación a las condiciones naturales del monte.
  • No realizar prácticas selvícolas que pudieran disminuir la superficie de los hábitats singulares identificados.
  • No realizar prácticas selvícolas que disminuyan la capacidad de acogida de las especies amenazadas identificadas.
  • No realizar prácticas selvícolas que disminuyan la superficie de los espacios forestales naturales y seminaturales.

CRITERIO 5

  • MANTENIMIENTO Y MEJORA DE LA FUNCIÓN PROTECTORA

  • No aplicar fitosanitarios y garantizar el mantenimiento de la vegetación protectora de las márgenes de la ribera.
  • Detectar daños erosivos y tomar medidas para restaurar la situación inicial e impedir su repetición.
  • Adoptar el cuidado preciso en el uso de maquinaria pesada para no perjudicar al terreno.
  • Evitar pendientes superiores al 15% de media en nuevas pistas forestales y realizar las labores necesarias para la evacuación de agua.
  • Evitar daños en cursos de agua durante labores de saca de la madera o accesos viarios. No utilizar las vaguadas como vía de saca o de arrastre de los troncos.

CRITERIO 6

  • OTRAS FUNCIONES SOCIOECONÓMICAS

  • En presencia de árboles y entornos singulares en la unidad de gestión, no realizar prácticas selvícolas que pudieran poner en peligro su existencia.
  • Aplicar la misma precaución en caso de identificar elementos de patrimonio histórico, de valor recreativo, paisajístico o cultural.
  • Encargar los trabajos externos a empresas comprometidas con los criterios de Gestión Forestal Sostenible siempre que sea posible y mediante contratos firmados.
  • Formación teórica y/o práctica sobre gestión forestal y prevención de riesgos laborales.
  • Exigir a las empresas contratadas el cumplimiento de la legislación en cuanto a riesgos laborales.

RODALES

  • RODALES DE CONSERVACIÓN

  • La gestión del monte tendrá como objetivo principal la conservación de las masas forestales en un adecuado estado de conservación y regeneración natural.
  • Se tratará de conservar estos rodales de forma que su capacidad de acogida para las especies de fauna y flora sea adecuada.
  • Las intervenciones selvícolas se limitarán a cortas fitosanitarias o eliminación árboles que dificulten la conservación de estos bosques.
  • No extraer madera de árboles enfermos, muertos o caídos a no ser que supongan un alto riesgo fitosanitario o de incendio.
  • RODALES DE PROTECCIÓN

  • El objetivo principal será la protección de los recursos suelo y agua, a través de la conservación de masas forestales.
  • Conservar los rodales de forma que su capacidad de conservación hidrológico-forestal sea adecuada.
  • Las intervenciones selvícolas se limitarán a cortas fitosanitarias o a actuaciones de mantenimiento con una adecuada capacidad protectora.
  • No extraer madera de árboles enfermos, muertos o caídos a no ser que supongan un alto riesgo fitosanitario o de incendio.